lunes, 27 de mayo de 2013

En junio veremos LAS IMPRESCINDIBLES DE MONSIVÁIS un ciclo de la Cineteca Nacional

En el mes de junio, la Cineteca Nacional visita la GACX y nos trae el ciclo:
Las Imprescindibles de Monsiváis.

Este mes de junio, tenemos como invitada especial a la Cineteca Nacional.
El programa Cineteca Va, promueve que el cine de calidad siga llegando a espacios alternativos y nuevos públicos, por lo que la Cineteca Nacional mantiene su programación en constante renovación y continúa sumando esfuerzos por expandir la cultura cinematográfica por todo el país.
Es así como Las Imprescindibles de Monsiváis llegan a la Galería de Arte Contemporáneo del IVEC, en donde tenemos el gusto de recibir a la Cineteca Nacional como nuestra invitada con la digna representación de Melina Díazmercado Delfín quien nos estará acompañando en las proyecciones para conversar con el público sobre la selección de seis películas mexicanas que integran este ciclo que se presenta durante el mes de junio.
Consideradas piezas claves en la historia del cine nacional, los dos primeros miércoles y todos los viernes del mes de junio veremos: El compadre Mendoza, ¡Vámonos con Pancho Villa!, Las abandonadas, Enamorada, Pueblerina y Salón México.
En el marco del aniversario luctuoso de Monsiváis (1938 - 2010), el 19 de junio, queremos recordarlo viendo sus películas favoritas, porque como bien dice Carlos Bonfil, él transmitió generosamente a varias generaciones de amigos y lectores su entusiasmo por el cine de muchas maneras, disfrutando, escribiendo, recopilando, pero sobretodo compartiendo y difundiendo la riqueza del séptimo arte.
Le invitamos a que venga a disfrutar de buen cine en en Xalapeños Ilustres 135 en el Centro Histórico de esta ciudad capital.
La entrada es gratuita.
Consulta nuestras redes sociales: http://www.facebook.com/GACXalapa y @GACXalapa.






CiNE               Ciclo: Las Imprescindibles de Monsiváis                        Invitada: Cineteca Nacional
Miércoles 5 y 12 | Viernes 7, 14, 21 y 28 de junio - 18:00 horas - Auditorio - Entrada Libre

Ciclo: Las Imprescindibles de Monsiváis      Junio  2013
Invitada: Cineteca Nacional
Auditorio GACX       miércoles 5 y 12 | viernes 7, 14 21 y 28 de junio 18:00 horas   ENTRADA LIBRE
miércoles 5
El Compadre Mendoza                                                                 
Director: Fernando de Fuentes         México, 1933             Duración: 85 minutos
Reparto: Alfredo del Diestro, Carmen Guerrero, Antonio R. Frausto, Luis G. Barreiro, José del Río.
viernes 7
¡Vámonos con Pancho Villa!                                                                    
Director: Fernando de Fuentes         México, 1935             Duración: 92 minutos
Reparto: Antonio R. Frausto, Domingo Soler, Manuel Tamés, Ramón Vallarino, Carlos López “Chaflán”, Raúl de Anda, Rafael F. Muñoz.
miércoles 12
Las Abandonadas                                                                          
Director: Emilio “Indio” Fernández    México, 1944             Duración: 92 minutos
Reparto: Dolores del Río, Pedro Armendáriz, Víctor Junco.
viernes 14
Enamorada                                                                                     
Director: Emilio “Indio” Fernández    México, 1946             Duración: 85 minutos
Reparto: María Félix, Pedro Armendáriz, Fernando Fernández, José Morcillo, Eduardo Arozamena, Miguel Inclán, Manuel Dondé, Eugenio Rossi, Norma Hill, Juan García, José Torvay, Guillermo “Indio” Calles.
viernes 21
Pueblerina                            
Director: Emilio “Indio” Fernández    México, 1948             Duración: 114 minutos
Reparto: Columba Domínguez, Roberto Cañedo, Manuel Dondé, Ismael Pérez, Luis Aceves Castañeda, Guillermo Cramer.
viernes 28
Salón México                                   
Director: Emilio “Indio” Fernández    México, 1948             Duración: 95 minutos
Reparto: Marga López, Miguel Inclán, Rodolfo Acosta, Roberto Cañedo, Mimí Derba, Silvia Derbez.





































Texto de Carlos Bonfil, crítico de cine y curador del ciclo:
LAS IMPRESCINDIBLES DE CARLOS MONSIVÁIS
“Hay momentos en la vida que son verdaderamente momentáneos”
El cine mexicano visto por Carlos Monsiváis.

Entre los múltiples intereses que abarcó la curiosidad infatigable de Carlos Monsiváis destaca, en un sitio muy especial, su afición por el cine.
A su trabajo de cronista y explorador de la cultura popular en México, hay que añadir lo que fue su registro puntual de la actualidad fílmica en nuestro país y en el extranjero, desde las emisiones en Radio Universidad, “El cine y la crítica”, en los años sesenta, hasta un número muy nutrido de ensayos y artículos sobre los rostros y las mitologías del cine nacional. A excepción de A través del espejo: el cine mexicano y su público, el escritor no recopiló sus ensayos sobre el cine en uno o varios volúmenes (una posibilidad estimulante), ni tampoco agregó a su trabajo literario reflexiones sobre el cine, sus géneros y sus autores, como lo hiciera su compañero cinéfilo, el escritor cubano Guillermo Cabrera Infante (Un oficio del Siglo XX, Arcadia todas las noches, Cine o sardina). Lo que sí hizo, y generosamente, fue transmitir a varias generaciones de amigos y lectores su entusiasmo por el cine y su prodigiosa retención mnemotécnica; su gusto por la comedia musical, por el western y el cine negro; por las trayectorias de Marlene Dietrich o Gary Cooper, Greta Garbo o Marlon Brando, y de manera muy especial por el cine mexicano de la Época de Oro y sus figuras más entrañables, con su valoración de actores, actrices y de modo especial a algunas entrañables segundas figuras.
Las anécdotas abundan y una de ellas consigna su manera de responder a un reto escribiendo en una servilleta de un café los créditos casi completos de una cinta favorita, Lo que el viento se llevó. A una periodista le confiesa su empecinado gusto por la trivia y su capacidad para evocar completa la filmografía de Marta Roth, que también pudiera ser la de Conchita Gentil Arcos, Danielle Darrieux o Elisha Cook Jr.
Carlos Monsiváis, capital de la memoria cinematográfica. En México en la cultura, suplemento cultural de la revista Siempre!, el escritor difunde los ensayos sobre cine de Susan Sontag, Norman Mailer, Truman Capote, Pauline Kael o su análisis del trabajo de John Ford, uno de sus cineastas predilectos. Por esos mismos años setenta, la revista Él recoge sus frases concisas, a menuda lapidarias sobre estrellas nacionales o hollywoodenses o sobre las cintas presentadas en la reseña anual del desaparecido cine Roble. Algunos escritores intentan reproducir su ingenio verbal -entre ellos Carlos Fuentes-, ninguno lo iguala, todos lo celebran. Su trato supone la cercanía virtual con celebridades de otro modo inaccesibles (Dolores de Río, María Félix), y el acopio puntual de una información variada y siempre novedosa. A diferencia de muchos especialistas de cine enfrascados entonces, y todavía ahora, en el desciframiento semántico de sus entusiasmos, Monsiváis comparte con amigos y lectores su goce espontáneo del cine, la vinculación de sus cintas favoritas con la literatura y el teatro, con la realidad política y el espectáculo que infaltablemente dan de sí mismos los políticos; señala también las múltiples posibilidades de comprender y gozar una película a través del humor y la parodia, sin olvidar el recelo saludable del espectador frente a sus propias certidumbres. La imaginación fílmica del escritor le permite imaginar una ciudad de México con vocación de catástrofe, como una cinta de horror de Lon Chaney, y las pretensiones culturales de la burguesía local como variantes de alguna comedia mordaz de Ernst Lubitsch.
Su gusto en cine es tan diverso y estricto como sus pasiones literarias, y el mismo afán de coleccionista que lo lleva a acumular un acervo notable de emblemas de la cultura popular mexicana lo manifestó, por supuesto, en su reunión exhaustiva de clásicos de cine en DVD, de películas clave en la cinematografía contemporánea, de cintas independientes sobre temas de diversidad sexual, poniéndose siempre al día en materia de avances tecnológicos, refugiándose en su casa por rechazo a lo impersonal y frívolo de las salas comerciales, enriqueciendo día a día si videoteca personal. ¿Arcadia todas las noches? Sin lugar a dudas.
Hoy inicia apenas la paciente tarea de clasificar, ordenar, jerarquizar y, en la medida de lo posible racionalizar los hallazgos de la videoteca de Carlos Monsiváis, tan variada y proteica como la curiosidad de su dueño. Este trabajo tendrá como complemento natural la recopilación de sus múltiples artículos y ensayos sobre cine extranjero y mexicano. Lo que presenta este catálogo es una muestra mínima de lo que el autor de Escenas de pudor y liviandad escribió a partir de los años setenta sobre cine mexicano: fragmentos de ensayos, una entrevista, artículos de revistas hoy desaparecidas, reflexiones críticas sobre el cine de la Época de Oro y sus principales protagonistas, desde los actores más celebres hasta aquellos que el escritor recupera de un olvido injustificado. Las doce películas seleccionadas para el ciclo que este catálogo acompaña, fueron todas imprescindibles para Carlos Monsiváis en la medida en que decidieron larguísimas veladas de deleite reiterado frente al televisor o la pantalla de plasma, la memorización exhaustiva de muchas de sus frases y ocurrencias, la compilación mental de imágenes y momentos extraordinarios, así como la redacción de múltiples artículos y ponencias, proporcionando también material inagotable para la charla con amigos y el despliegue virtuoso de la trivia. Lo que el lector descubrirá en las páginas siguientes es un entusiasmo de cinéfilo y la enorme capacidad de asombro antes un cine mexicano que gracias a Carlos Monsiváis, en buena medida, conquista hoy públicos y espacios de difusión  nuevos y, con ello, la oportunidad de una segunda buena vida.  
                                                                                                                      Carlos Bonfil

La Cineteca Nacional agradece la valiosa colaboración de: Filmoteca de la UNAM, Fundación Televisa, Raúl de Anda (Cinevisión, S.A.), Películas Rodríguez, Cinematográfica Calderón en la organización del ciclo Las Imprescindibles de Monsiváis.


______________________________________________________


El Compadre Mendoza                                                                  miércoles 5 - 18:00 horas
Director: Fernando de Fuentes         México, 1933             Duración: 85 minutos
Reparto: Alfredo del Diestro, Carmen Guerrero, Antonio R. Frausto, Luis G. Barreiro, José del Río.

En plena Revolución Mexicana, el terrateniente Rosalío Mendoza se las arregla para quedar bien con ambos bandos de la contienda. Para el Gobierno es patidario de Huertay para los revolucionarios lo es de Zapata. Según la preferencia política de los visitantes en su hacienda, hace poner retratos de huerta o de Zapata y organiza una fiesta en honor de sus visitantes. No obstante, el tiempo pasa y la situación comienza a hacerse insostenible. Mendoza tendrá que tomar partido, aunque ello signifique la traición a sus amigos.
La cinta refleja la crisis moral y la traición contando una historia de amistad entre un terrateniente y un oficial del ejército de Emiliano Zapata. Es un retrato convincente y crítico sobre las alianzas, el oportunismo y la lealtad.
El segundo de los tres clásicos de Fernando de Fuentes sobre la revolución mexicana -junto con El prisionero trece de 1933 y Vámonos con Pancho Villa de 1935- sufrió durante varios años la incomprensión de los críticos y la ceguera de las autoridades cinematográficas mexicanas, quienes condenaron a esta cinta a un olvido estratégico que terminaría en los años sesenta.
Hasta que, según García Riera, el crítico e historiador francés Georges Sadoul visitó México a principios de los sesenta y vio en la cinta uno de los grandes logros del cine mexicano. A partir de entonces, El compadre Mendoza ocuparía un lugar distinguido dentro del selecto grupo de clásicos de la cinematografía nacional.
El Compadre Mendoza es sobre todo una excelente muestra de cine narrativo; sorprende por su rechazo de lo convencional, por su unidad de estilo, por su fuerza dramática, y por el buen uso de un reparto competente.



¡Vámonos con Pancho Villa!                                                                  viernes 7 - 18:00 horas
Director: Fernando de Fuentes         México, 1935             Duración: 92 minutos
Reparto: Antonio R. Frausto, Domingo Soler, Manuel Tamés, Ramón Vallarino, Carlos López “Chaflán”, Raúl de Anda, Rafael F. Muñoz.

La cinta, relata en época de la Revolución Mexicana, la historia de cinco rancheros admiradores de Pancho Villa que se unen a la División del Norte. Es un grupo de valientes campesinos, conocidos como los "Leones de San Pablo". Uno a uno van muriendo en combate y en otras absurdas situaciones. Después de algunas batallas, con más derrotas que victorias, la experiencia deja en el único sobreviviente: un desencantado Tiburcio Maya, una amarga visión de la lucha revolucionaria.
La cinta es la adaptación de la novela homónima de Rafael F. Muñoz, considerada la mejor película mexicana de todos los tiempos, en la cual el combate armado que dio origen a la moderna nación mexicana es visto sin heroísmo ni folklore, aportando una mirada crítica al asunto.
Sin embargo, el reconocimiento a este clásico del cine mexicano llegó varias décadas después de su menospreciado estreno, luego se convertiría en paradigma del mejor cine nacional.
El rodaje se vio plagado de problemas financieros y una enfermedad del director postergó la filmación durante varios meses. Finalmente, la cinta se estrenó el 31 de diciembre de 1936, en el cine "Palacio" de la capital mexicana y duró solamente una semana en taquilla.
Para entonces, De Fuentes había estrenado el que sería el primer "taquillazo" del cine mexicano: Allá en el Rancho Grande de 1936. La popularidad que alcanzó esta comedia estelarizada por Tito Guízar y Esther Fernández eclipsó en su tiempo al poderoso drama sobre el desencanto de la revolución que es Vámonos con Pancho Villa, la última pieza de su trilogía sobre el tema de la Revolución Mexicana junto con El Prisionero Trece y El Compadre Mendoza, ambas de 1933.
Vámonos con Pancho Villa volvió a ser noticia en 1973, cuando la Filmoteca de la UNAM localizó una copia de la película en 16 milímetros muy deteriorada que incluía un final hasta entonces desconocido. En ese final alternativo, Pancho Villa regresa por Tiburcio Maya y le pide que vuelva a combatir en su tropa. Al negarse, Villa mata a Tiburcio, a su mujer y a su hija, y se lleva a su pequeño hijo a la revolución. Se ignora si este final fue censurado, aunque es más probable que haya sido el propio De Fuentes quien decidiera eliminarlo por encontrarlo innecesario o demasiado cruel. La película con este final fue transmitida por la televisión mexicana en 1982.
Para el crítico e historiador Emilio García Riera, "la película queda mejor con el final comúnmente visto, un final desencantado que redondea bellamente una obra excepcional del cine mexicano."



Las Abandonadas                                                                          miércoles 12 - 18:00 horas
Director: Emilio Indio Fernández       México, 1944             Duración: 92 minutos
Reparto: Dolores del Río, Pedro Armendáriz, Víctor Junco.

Durante 1914, tras ser arrojada de la casa de su padre, abandonada por Julio, Margarita llega a la capital en donde da a luz a su hijo Margarito. Luego ingresa a un prostíbulo de la Ciudad de México en donde conoce Juan Gómez, un general revolucionario que se prenda de su belleza y la saca de ese lugar. Pero los infortunios de Margarita no terminan ya que Juan es en realidad un impostor, miembro de la temible banda del automóvil gris, que asola a la ciudad con sus robos. Él muere cuando intentan capturarlo y ella es condenada a prisión por complicidad. Al recuperar su libertad, renuncia a su hijo para que este tenga un mejor futuro.
Emilio el “Indio” Fernández mezclaba historias que había visto en la pantalla con acontecimientos de la época revolucionaria.
El rodaje de la película se complicó y la inversión superó el millón de pesos, buena parte de ellos aplicados al vestuario que un famoso diseñador de Hollywood confeccionó para el lucimiento de Dolores del Río.
En noviembre de 1944, Las Abandonadas estaba lista para estrenarse cuando sobrevino la prohibición de su exhibición. El entonces jefe del Departamento de Censura Cinematográfica, dependiente de la Secretaría de Gobernación, declaró que había sugerido a Fernández y a Films Mundiales colocar un subtítulo que indicara que la trama sucedía “En el turbulento México de 1914.”
Altos jefes de la Secretaría de la Defensa Nacional pudieron ver la película y negaron su exhibición porque consideraron que lesiona el prestigio de las instituciones armadas.
El incidente se resolvió gracias a la intervención de periodistas y críticos cinematográficos, quienes señalaron la incongruencia de prohibir la exhibición de un filme cuyo guión había sido revisado y autorizado por las mismas autoridades censoras. Finalmente, en marzo de 1945 -y favorecida por el escándalo- Las Abandonadas fue estrenada con gran éxito en taquilla.


Enamorada                                                                                               viernes 14 - 18:00 horas
Dir. Emilio Indio Fernández               México, 1946             Duración: 85 minutos
Reparto: María Félix, Pedro Armendáriz, Fernando Fernández, José Morcillo, Eduardo Arozamena, Miguel Inclán, Manuel Dondé, Eugenio Rossi, Norma Hill, Juan García, José Torvay, Guillermo “Indio” Calles.

En tiempos de la revolución, las tropas zapatistas del general José Juan Reyes toman la tranquila y conservadora ciudad de Cholula. Mientras confisca los bienes de los ricos del pueblo, el general Reyes se enamora de la bella, rica e indomable Beatriz Peñafiel, hija del hombre más notable de Cholula. El desprecio inicial que Beatriz siente hacia el revolucionario da paso a la curiosidad y, finalmente, a un profundo y auténtico amor.
Se trata de un melodrama de pasiones fuertes con tintes de comedia de enredos que no esconde su obvia referencia a La fierecilla domada de Shakespeare. Enamorada representa el epítome del cine de Emilio Fernández. Sus imágenes han cautivado a varias generaciones de mexicanos quienes, como Gabriel Figueroa, hemos caído hechizados ante el embrujo de los maravillosos ojos de María Félix.
En Enamorada, el "Indio" se revela como un romántico tierno y a la vez violento. Para Emilio García Riera: “El "Indio" sentía en carne propia el dolor del enamorado Armendáriz, tan macho y tan bragado, pero tan desvalido ante el rechazo de la hembra.”
Este romanticismo formaba parte, hasta cierto punto, de la agreste personalidad del director coahuilense y es notable en otras de sus películas: Flor Silvestre (1943), Las Abandonadas (1944) y Salón México (1948).
Enamorada representó la primera colaboración entre Fernández y María Félix. La volvería a dirigir en Río Escondido (1947), Maclovia (1948), Reportaje (1953) y El Rapto (1953). Luego, interpretarían juntos un romance fílmico con tintes violentos en La Cucaracha (1958) de Ismael Rodríguez.
La fama internacional adquirida por el "Indio" lo llevó a realizar una versión hollywoodense de Enamorada, bajo el título de The Torch (Del odio nace el amor - 1949) en la que mientras Armendáriz repitió su papel actuando en inglés, el personaje de Beatriz fue interpretado por Paulette Goddard, famosa actriz ex-esposa de Charles Chaplin. Aunque las comparaciones son odiosas, es preciso señalar que The Torch resultó ser una versión muy inferior a su antecesora. La Félix había logrado que Beatriz Peñafiel fuera un ser único e irrepetible dentro de la galería de personajes inolvidables del cine mexicano.



Pueblerina                                                                                               viernes 21 - 18:00 horas
Director: Emilio Indio Fernández       México, 1948             Duración: 114 minutos
Reparto: Columba Domínguez, Roberto Cañedo, Manuel Dondé, Ismael Pérez, Luis Aceves Castañeda, Guillermo Cramer.

Tras cumplir una condena en prisión por lesionar al ranchero Julio González, que abusó de su novia Paloma, el campesino Aurelio vuelve a su pueblo con la intención de reencontrarse con ella, entonces se entera de que su madre ha muerto y que Paloma vive exiliada del pueblo con su hijo, fruto de la violación.
Aurelio busca casarse con Paloma y olvidar el pasado, pero el malvado Julio y su hermano Ramiro no están dispuestos a dejarlos en paz.
Los rencores del pasado siguen latentes y amenazan sus ilusiones, mismas que Aurelio está dispuesto a defender con su propia vida.
Para un número considerable de críticos y especialistas del cine mexicano, Pueblerina es la mejor película de Emilio Fernández. La sencillez de su trama, la ausencia del tono discursivo al que el “Indio” era tan afecto y la inigualable fotografía de Figueroa fueron motivos de alabanza como un magistral drama rural ene l cual la tierra y la mujer son adoradas por su capacidad única como dadoras de vida.
Se señaló, luego de su estreno, que Emilio Fernández había madurado plenamente como director en Pueblerina. Si en anteriores producciones su labor parecía estar constreñida a los grandes efectos fotográficos, donde las figuras venían a componer el cuadro, en esta película había demostrado que no era sólo el gran impulsor de la maravillosa retina que era la cámara de Figueroa, sino un director en posesión de todos los recursos técnicos y un artista de rara sensibilidad.
Irónicamente, se dijo también que buena parte de los valores cinematográficos que se destacan en la cinta podrían deberse más a las precarias condiciones de su rodaje que a que la habilidad con que Fernández supo manejar los recursos técnicos a su alcance. Desde 1946, la industria del cine mexicano atravesaba por una severa crisis económica, así que con un presupuesto de tan solo 400 mil pesos y filmada en poco más de 15 días, Pueblerina sería la más barata de las cintas filmadas por el “Indio” Fernández en su etapa de esplendor. Sin embargo, la austeridad le vino bien a la cinta, en la que tanto en su trama como en sus imágenes es posible vislumbrar algo de los westerns de John Ford, director a quien el “Indio” siempre admiró.
La serena aspereza de las imágenes de Pueblerina encuentra eco en las sobrias actuaciones de la pareja protagónica. Ante la imposibilidad de contar con grandes estrellas, el “Indio” brindó la oportunidad estelar a la joven Columba Domínguez -con quien sostenía una relación amorosa desde 1945- y a Roberto Cañedo, actor con larga experiencia como extra y en papeles secundarios. La selección demostró ser tan acertada que ambos llegaron a convertirse en asiduos colaboradores del cineasta e integraron la otra gran pareja emblemática de sus películas, además de la formada por Dolores del Río y Pedro Armendáriz.



Salón México                                                                                           viernes 28 - 18:00 horas
Director: Emilio Indio Fernández       México, 1948             Duración: 95 minutos
Reparto: Marga López, Miguel Inclán, Rodolfo Acosta, Roberto Cañedo, Mimí Derba, Silvia Derbez.

Mercedes trabaja como cabaretera en el "Salón México" para sostener los estudios de Beatriz, su hermana menor, en un exclusivo colegio de señoritas. Beatriz no sospecha a qué se dedica Mercedes y sueña con casarse con Roberto, un joven piloto del Escuadrón 201, hijo de la directora del colegio. Mercedes cuenta con el amor y el apoyo del policía Lupe López, pero los problemas se presentan cuando Mercedes y Paco, su explotador, ganan un concurso de danzón y éste se niega a compartir el premio amenazando con revelar su secreto.
A pesar de que el paisaje rural fue el entorno característico en la mayoría de sus películas, Emilio Fernández nunca despreció las oportunidades que le brindaba el cambiante panorama de la Ciudad de México para ubicar algunas de sus historias. Sin embargo, su recelo ante el melodrama, género que el "Indio" consideraba menor hizo que Fernández prefiriese su vena indigenista y relegara a cintas como Salón México o Víctimas del pecado (1950) a la categoría de filmes menores.
Ésta es su primera incursión en el melodrama cabaretil, que resulta tanto en una tragedia amorosa como en un homenaje a la vida nocturna de la gran urbe, espléndidamente retratada por Gabriel Figueroa y con la estupenda ambientación de Jesús Bracho esta es una de las primeras cintas verdaderamente realistas del género.
Si bien fueron pocas las películas urbanas del "Indio", éstas han conservado su vigencia e incluso se han convertido en las favoritas de algunos críticos revisionistas y de buena parte del público seguidor de su obra que señalaban que por encima, incluso, de su cine indigenista están sus melodramas.
En gran medida, esa sensación de autenticidad que transmiten las imágenes de Salón México se debe a que el "Indio" caminaba por terrenos conocidos pues, antes que actor o director era un gran bailarín que conocía perfectamente los ambientes sórdidos y sombríos de los cabarets capitalinos en donde ganó más de un concurso como el que se celebra al principio de la película.
En Salón México, la ruda solemnidad del cine de Emilio Fernández da paso a una sensualidad gozosa y relajada, en la que destacan las estupendas interpretaciones de Marga López, Rodolfo Acosta y Miguel Inclán y el ritmo vibrante que el director imprime a la dirección de escenas.

Cine Infantil de Junio AVENTURAS MARINAS


CiNE INFANTIL                    Ciclo: Aventuras Marinas               Función de matiné
Sábados 1, 8, 15, 22 y 29 de junio - 12:00 horas - Auditorio - Entrada Libre

Ciclo de cine infantil “Aventuras Marinas”
Para nuestro público infantil hemos programado el ciclo: Aventura Marinas en el que los invitamos a ver cinco cintas protagonizadas por simpáticas criaturas acuáticas que nos cuentan historias con un mensaje positivo para cuidar el planeta.
Veremos las películas: Buscando a Nemo, El Secreto de la Sirenita, Sammy en El Pasaje Secreto, El Espanta Tiburones y Mamá ¡Soy un Pez!.
Los esperamos todos los sábados junio en función de matiné a las 12:00 horas.
Por supuesto la entrada es gratuita.
Para mayores informes, escribir al correo: xalapagac@gmail.com o llamar al tel. (228) 8.17.03.86.
Le invitamos a hacer click en “Me gusta” en nuestra página http://www.facebook.com/GACXalapa y a  seguirnos en Twitter: @GACXalapa.
Ahora puede consultar nuestro blog: http://gacxalapa.blogspot.mx/.


Ciclo de cine infantil            Aventuras Marinas          Junio 2013
Auditorio Galería de Arte Contemporáneo     Sábados de Junio 12:00 horas     
ENTRADA LIBRE
sábado 1
Buscando a Nemo   (Finding Nemo)
Dirección: Andrew Stanton y Lee Unkrich   Estados Unidos, 2003
Duración: 100 minutos
sábado 8
El secreto de la sirenita  (Ponyo)                                                             
Dir. Hayao Miyazaki       Japón, 2008  Duración: 100 minutos
sábado 15
Sammy en El Pasaje Secreto (Sammy's Adventures: The Secret Passage)
Dir. Ben Stassen               Bélgica, 2010      Duración: 85 minutos
sábado 22
El Espanta Tiburones (Shark Tale)
Dirección: Rob Letterman, Vicky Jenson,  Bibo Bergeron              Estados Unidos, 2004
Duración: 90 minutos
sábado 29
Mamá ¡Soy un Pez! (Help me I’m a fish!)
Dirección: Stefan Fjeldmark y Michael Hegner       Dinamarca, Irlanda, Alemania, 2000
Duración: 80 minutos





Buscando a Nemo   (Finding Nemo)                                                    sábado 1 - 12:00 horas
Dirección: Andrew Stanton y Lee Unkrich   Estados Unidos, 2003           Duración: 100 minutos

Marlin vive en un idílico arrecife de coral, bajo la protección que le ofrece su casa anémona. Tras perder a su esposa y a su familia en el océano, Marlin se quedó solo para educar a su único hijo sobreviviente, Nemo y se prometió a sí mismo que jamás permitiría que le ocurriera nada. Es un padre cariñoso y responsable, pero sobreprotector. Le resulta muy difícil dejar solo a Nemo en su primer día de colegio y dejarlo salir a pasear con sus amigos.
Cuando inevitablemente un buzo atrapa a Nemo, Marlin busca en su interior el valor, la sabiduría y la fe que necesita para ir en su búsqueda por el impredecible océano y recuperarlo. Son esas mismas virtudes las que permitirán a su hijo crecer y madurar. Sólo entonces Marlin habrá encontrado realmente a su hijo.
Marlin, con la ayuda de un simpático pero despistado pez llamado Dory (que carece de memoria inmediata), se embarca en un peligroso viaje. El precavido padre acaba convirtiéndose en el héroe de una verdadera epopeya cuyo fin es rescatar a su hijo Nemo, quien por su parte ha urdido un descabellado plan para volver sano y salvo a casa.
Es una muy divertida y enternecedora historia que provoca por si sola una reflexión sobre el amor incondicional que los padres dan a sus hijos, idónea para disfrutarse en familia. Fue ganadora del premio Oscar a la mejor película de animación para Andrew Stanton y fue nominada a muchos otros premios.


El Secreto de la Sirenita  (Ponyo)                                                         sábado 8 - 12:00 horas
Dir. Hayao Miyazaki          Japón, 2008        Duración: 100 minutos

El Secreto de la Sirenita es una película japonesa de uno de los mayores genios de la animación actual, Hayao Miyazaki.
Esta es la historia de Sosuke, un niño de cinco años que vive solo con su madre en una casita cerca del mar. Un día, jugando en la playa, rescata un hermoso pez rojo con cara de niña al cual bautiza como Ponyo, que en realidad es una sirenita que habita en el fondo del mar y tiene grandes poderes, pero todavía no sabe manejarlos. La gran conexión que se formara entre ambos niños, sumada la magia de Ponyo, hará que la sirenita, poco a poco, se vaya transformando en humana.
Aunque los niños se hacen muy amigos, el padre de Ponyo, Fujimoto, un hechicero de las profundidades del océano, no quiere que su hija viva entre los humanos, y se la lleva de vuelta al mar. Pero Ponyo ha decidido que quiere tener manos y pies, y vivir en la superficie con su amigo, aunque ello implique el desequilibrio del mundo.

Miyazaki realiza un tipo de animación completamente artesanal, aquí no hay 3D ni computadoras, hace todos sus dibujos a mano y a través de su clásica técnica manifiesta un mundo inmerso de tonalidades corales, armónicas y de fondos detallados. Pero su mérito no solo reside en lo visual de la obra, las historias que narra tiene el suyo propio, todas con un mensaje importante y único.

En esta cinta, podemos encontrar tintes de relato mítico, sobre todo con el tratamiento que se hace sobre el mar, oleajes pictóricos y todas las extrañas y coloridas criaturas que se encuentran en este mundo acuático, un interesante manejo lúdico y una imaginación repleta de elementos oníricos. Pero encontramos también un sentido de la conciencia ecológica, presente todo el tiempo en la película y por otro lado pone de manifiesto la calidad de las emociones en los vínculos que crean los personajes, la dulzura, el sentimiento de amistad, de amor y solidaridad. Es una película tan completa que trasciende el público infantil abarcando también al adulto. Ideal para ver en familia.



Sammy en El Pasaje Secreto                                                              sábado 15 - 12:00 horas
(Sammy's Adventures: The Secret Passage)
Dir. Ben Stassen               Bélgica, 2010      Duración: 85 minutos

A medida que se apresura hacia el mar poco después de su nacimiento en una playa de Baja California, Sammy la tortuga marina encuentra y pierde al amor de su vida, una hermosa tortuguita llamada Shelly. 
En el viaje épico a través de los océanos que todas las tortugas realizan antes de lograr regresar a la playa donde nacieron, Sammy esquiva todos los peligros con la esperanza de reunirse de nuevo con Shelly en compañía de su mejor amigo Ray, entonces ven de cerca cómo los seres humanos están dañando el planeta. Sin embargo, también Sammy es rescatado por otros seres humanos en un momento de peligro, le toca enfrentar batallas con pirañas, escapa de un águila pescadora y busca un pasaje secreto misterioso.

Las Aventuras de Sammy es una película divertida, con música funky y grandes animaciones, pero también tiene un mensaje claro: es necesario proteger nuestro medio ambiente evitando la contaminación. Esta es una película para que los niños puedan aprender y reflexionar sobre el cuidado del planeta.





El Espanta Tiburones (Shark Tale)                                                     sábado 22 - 12:00 horas
Dirección: Rob Letterman, Vicky Jenson, Bibo Bergeron               Estados Unidos, 2004
Duración: 90 minutos

Oscar es un pececillo con mucha labia y grandes sueños. Por culpa de esos sueños se mete en un buen lío cuando, por contar una mentira, se ve obligado a convertirse en héroe contra su voluntad.
En el mar donde vive su comunidad marina, los otros peces se tragan la historia de Oscar con anzuelo y todo. Se hace famoso y la fortuna le sonríe. Todo va de maravilla hasta que empieza a ser obvio que Oscar no es el gran defensor del arrecife como ha dejado entender a todos.
Nuestro protagonista descubre que ser un héroe sale caro y que por mentir, puede acabar de trofeo. Ahora le toca nadar entre dos aguas hasta que consiga poner las cosas a su favor.
En su aventura conoce a Frankie y Lenny, dos tiburones, uno más malo que otro. Lenny en realidad es diferente y no le gusta comer carne, pero su hermano Frankie lo anima para que se coma a Oscar y se convierta en un tiburón de verdad. En este intento, sucede un accidente que hace ver al pequeño Oscar como un valiente Espanta Tiburones!!
El Espanta Tiburones es una comedia submarina que da un nuevo sentido a la frase “nadar entre dos aguas”. Según Jeffrey Katzenberg, productor ejecutivo, esta comedia comparte el humor irreverente de Shrek con el mismo toque subversivo y también parodia el género. Shrek era un cuento de hadas al revés, y esta película es una sátira de la típica película de gángsters”.
El director Rob Letterman, coguionista de El Espanta Tiburones, junto con Michael J. Wilson, añade: “Contiene elementos que parodian la cultura pop y, a la vez, es una comedia romántica, hay momentos de acción y otros en los que los personajes nos emocionan. Creo que tiene algo para todo el mundo.”



Mamá ¡Soy un Pez! (Help me I’m a fish!)                                           sábado 29 - 12:00 horas
Dirección: Stefan Fjeldmark y Michael Hegner       Dinamarca, Irlanda, Alemania, 2000
Duración: 80 minutos

La película es un cuento de género fantástico en el que tres niños que fueron a pescar se convierten, a causa de una poción mágica, en peces moradores de las profundidades del mar y deben competir contra el tiempo para recuperar sus formas humanas.
La historia empieza cuando los padres de Fly y Stella salen a cenar y dejan a Fly, su dulce hermana Stella y el inteligente Chuck a cargo de su Tía Ana.
Aprovechando que su tía se queda dormida, los tres niños salen a pescar y descubren la casa de la playa del Profesor Mac Krell, un excéntrico biólogo marino que ha inventado una poción que puede convertir a las personas en peces y su correspondiente antídoto. La situación se complica cuando Stella bebe esta poción y se transforma en una estrella de mar que es tirada desde la ventana al mar por Fly. Con el fin de encontrarla, Fly y Chuck beben también de la poción del Profesor convirtiéndose respectivamente en un pez californiano y una medusa.
Desgraciadamente, el antídoto de la poción ha desaparecido también en el océano y, por accidente, varios peces se la han bebido. Así, Joe, un pez piloto, ha devenido en un chico muy inteligente y ha construido su propio imperio bajo el agua. Sus principales seguidores son un gran tiburón blanco y un cangrejo. Fly, Stella y Chuck ayudados por un caballito de mar nombrado Sasha intentan conseguir lo que queda del antídoto que guarda Joe pero, acaban convirtiéndose en fugitivos de la ley. Entonces, la única solución es buscar ellos mismos los ingredientes necesarios para crear su propio antídoto. Mientras tanto, en la casa de los niños, sus padres han vuelto de su salida y están buscando a sus hijos, ahora marinos, con la ayuda de Tía Ana y el Profesor Mac Krell.

La película trae muchas emociones, sobre la infancia, la imaginación, la magia del mar y la importancia del amor y la amistad, así estos tres niños se embarcan en una aventura divertida pero llena de esperanza.

Dice el director Fjeldmark: “Recuerdo que cuando niño, acostado sobre la playa mirando el océano, dejaba que mi imaginación descendiera hasta los misterios del fondo del mar, imaginando como sería caminar por las profundidades rodeado de crustáceos, moluscos y todo tipo de peces. Sin lugar a dudas, fue durante estos placenteros sueños que por primera vez apareció la semilla de mi idea para realizar Mamá soy un Pez. Mi vida avanzó y con ella fueron surgiendo las inevitables experiencias de los conflictos, la familia, el amor y la amistad. Toda mi familia y mis amigos siempre han sido fuente de inagotable inspiración, el dibujo es sólo la herramienta para contar algo sobre mí.”